31 Jesús predice la negación de Pedro
En cuanto Judas salió del lugar, Jesús dijo:
32 Y dado que Dios recibe gloria a causa del Hijo,
pronto le dará gloria al Hijo.
33 Mis queridos hijos, voy a estar con ustedes solo un poco más de tiempo. Y, como les dije a los líderes judíos, ustedes me buscarán, pero no pueden ir adonde yo voy.
34 Así que ahora les doy un nuevo mandamiento: ámense unos a otros. Tal como yo los he amado, ustedes deben amarse unos a otros.
35 El amor que tengan unos por otros será la prueba ante el mundo de que son mis discípulos».
36 Simón Pedro le preguntó:
—Señor, ¿adónde vas?
Y Jesús contestó:
37 —¿Pero por qué no puedo ir ahora, Señor? —le preguntó—. Estoy dispuesto a morir por ti.
38 —le contestó Jesús—.