Ezequiel 24:1-14

La olla hirviente

1 El día diez del mes décimo del año noveno, el SEÑOR me dirigió la palabra:
2 «Hijo de hombre, anota la fecha de hoy, de este mismo día, porque el rey de Babilonia se ha puesto en marcha contra Jerusalén.
3 Cuéntale una parábola a este pueblo rebelde, y adviértele que así dice el SEÑOR omnipotente:»“Coloca la olla sobre el fuegoy échale agua.
4 Agrégale pedazos de carne,los mejores trozos de pierna y de lomo,y lo mejor de los huesos.
5 Toma luego la oveja más gorday amontona leña debajo de ella,para que hierva bien el aguay se cuezan bien los huesos.
6 »”Porque el SEÑOR omnipotente dice:»”¡Ay de la ciudad sanguinaria!¡Ay de esa olla herrumbrada,cuya herrumbre no se puede quitar!Saca uno a uno los trozos de carne,tal como vayan saliendo.a
7 La ciudad está empapada en su sangre,pues ella la derramó sobre la roca desnuda;no la derramó por el suelo,para impedir que el polvo la cubriera.
8 Sobre la roca desnuda he vertido su sangre,para que no quede cubierta.Así haré que se encienda mi ira,y daré lugar a mi venganza.
9 »”Porque así dice el SEÑOR omnipotente:»”¡Ay de la ciudad sanguinaria!Yo también amontonaré la leña.
10 ¡Vamos, apilen la leña y enciendan el fuego!¡Cocinen la carne y preparen las especias,y que se quemen bien los huesos!
11 ¡Pongan la olla vacía sobre las brasas,hasta que el bronce esté al rojo vivo!¡Que se fundan en ella sus impurezas,y se consuma su herrumbre!
12 ¡Aunque esa olla está tan oxidadaque ya ni con fuego se purifica!b
13 »”Jerusalén, yo he querido purificarte de tu infame lujuria, pero no has dejado que te purifique. Por eso, no quedarás limpia hasta que se apacigüe mi ira contra ti.
14 Yo, el SEÑOR, lo he dicho, y lo cumpliré. Yo mismo actuaré, y no me voy a retractar. No tendré compasión ni me arrepentiré. Te juzgaré conforme a tu conducta y a tus acciones. Lo afirma el SEÑOR omnipotente”».