Marcos 12:1-12

Parábola de los labradores malvados

1 Entonces comenzó Jesús a hablarles en parábolas: Un hombre plantó un viñedo. Lo cercó, cavó un lagar y construyó una torre de vigilancia. Luego arrendó el viñedo a unos labradores y se fue de viaje.
2 Llegada la cosecha, mandó un siervo a los labradores para recibir de ellos una parte del fruto.
3 Pero ellos lo agarraron, lo golpearon y lo despidieron con las manos vacías.
4 Entonces les mandó otro siervo; a este le rompieron la cabeza y lo humillaron.
5 Mandó a otro, y a este lo mataron. Mandó a otros muchos, a unos los golpearon, a otros los mataron.
6 »Le quedaba todavía uno, su hijo amado. Por último, lo mandó a él, pensando: “¡A mi hijo sí lo respetarán!”
7 Pero aquellos labradores se dijeron unos a otros: “Este es el heredero. Matémoslo, y la herencia será nuestra”.
8 Así que le echaron mano y lo mataron, y lo arrojaron fuera del viñedo.
9 »¿Qué hará el dueño? Volverá, acabará con los labradores, y dará el viñedo a otros.
10 ¿No han leído ustedes esta Escritura:»“La piedra que desecharon los constructoresha llegado a ser la piedra angular;
11 esto es obra del Señor,y nos deja maravillados”?»a
12 Cayendo en la cuenta de que la parábola iba dirigida contra ellos, buscaban la manera de arrestarlo. Pero temían a la multitud; así que lo dejaron y se fueron.