13 Y tomando sus huesos, los enterraron debajo del tamarisco en Jabes, y ayunaron siete días.