28 Mirad, esperaré en los vados del desierto hasta que venga palabra vuestra para informarme.