43 Entonces los pulvericé, como polvo de la tierra, como lodo de las calles los trituré y los pisé.