46 Los extranjeros desfallecen, y salen temblando de sus fortalezas.