26 Esta es la interpretación del escrito: MENE: Dios ha contado tu reino y le ha puesto fin.