17 No sea que digas en tu corazón: "Mi poder y la fuerza de mi mano me han producido esta riqueza."