32 ¡Mujer adúltera, que en lugar de su marido recibes a extraños!