30 ¡Qué débil es tu corazóndeclara el Señor DIOScuando haces todas estas cosas, las acciones de una ramera desvergonzada!