31 Después se lavó la cara y salió, y controlándose, dijo: Servid la comida.