29 Entonces él pidió luz y se precipitó adentro, y temblando, se postró ante Pablo y Silas,