14 He aquí, El derriba, y no se puede reedificar; aprisiona a un hombre, y no hay liberación.