22 Después de mis palabras no hablaban de nuevo, y sobre ellos caía gota a gota mi discurso.