5 Maravillosamente truena Dios con su voz, haciendo grandes cosas que no comprendemos.