18 Entonces el SEÑOR se llenará de celo por su tierra, y tendrá piedad de su pueblo.