8 Y sin piedad los hirió con gran mortandad; y descendió y habitó en la hendidura de la peña de Etam.