32 Ahora pues, levántate de noche, tú y el pueblo que está contigo, y pon emboscada en el campo.