33 Porque El no castiga por gusto, ni aflige a los hijos de los hombres.