54 Cubrieron las aguas mi cabeza, dije: ¡Estoy perdido!