55 Invoqué tu nombre, oh SEÑOR, desde la fosa más profunda.