23 y traed el becerro engordado, matadlo, y comamos y regocijémonos;