16 porque os digo que nunca más volveré a comerla hasta que se cumpla en el reino de Dios.