15 El que había muerto se incorporó y comenzó a hablar, y Jesús se lo entregó a su madre.