6 Ahora bien, en cada fiesta él acostumbraba soltarles un preso, el que ellos pidieran.