34 Pero al oír los fariseos que Jesús había dejado callados a los saduceos, se agruparon;