9 Bienaventurados los que procuran la paz, pues ellos serán llamados hijos de Dios.