10 y este mandamiento, que era para vida, a mí me resultó para muerte;