19 Pues El miró desde su excelso santuario; desde el cielo el SEÑOR se fijó en la tierra,