20 para oír el gemido de los prisioneros, para poner en libertad a los condenados a muerte;