5 El SEÑOR es tu guardador; el SEÑOR es tu sombra a tu mano derecha.