9 No juntes mi alma con pecadores, ni mi vida con hombres sanguinarios,