8 Oh SEÑOR, yo amo la habitación de tu casa, y el lugar donde habita tu gloria.