1 SEÑOR, tú has sido un refugio para nosotros de generación en generación.
2 Antes que los montes fueran engendrados, y nacieran la tierra y el mundo, desde la eternidad y hasta la eternidad, tú eres Dios.