1 SEÑOR, tú has sido un refugio para nosotros de generación en generación.