41 Entonces Elías dijo a Acab: Sube, come y bebe; porque una gran lluvia suena