21 Y dejaron allí sus ídolos, los cuales quemó David y los suyos