14 y la huida perecerá del ligero, y el fuerte no esforzará su fuerza, ni el valiente librará su alma