10 Y salía un río de Edén para regar el huerto, y de allí se repartía en cuatro cabezas