3 Porque así dice el SEÑOR: De balde fuisteis vendidos; por tanto, sin dinero seréis redimidos