5 Y fui, y lo escondí en el Eufrates, como el SEÑOR me mandó