16 Pues ahora me cuentas los pasos, y no das dilación a mi pecado