18 ¿Extendiste tú por ventura con él los cielos firmes como un espejo de fundición