20 Además, no tendrás acto carnal con la mujer de tu prójimo, contaminándote en ella