1 Y aquel día, saliendo Jesús de casa, se sentó junto al mar