4 Y sembrando, parte de la simiente cayó junto al camino; y vinieron las aves, y la comieron