22 Y estando ellos en Galilea, Jesús les dijo: El Hijo del hombre será entregado en manos de hombres