46 Bienaventurado aquel siervo, al cual, cuando su señor viniere, le hallare haciendo así