17 Y si con piedra de mano, de que pueda morir, le hiriere, y muriere, homicida es; el homicida morirá